Divorcio

Nota: Este artículo trata de divorcio en el Tribunal. Ahora se permite el divorcio por consentimiento mutuo ante notario, lo cual puede conocer en 

Son varias las causales de divorcio en Puerto Rico, entre las más comunes se encuentra el Consentimiento Mutuo. El divorcio por consentimiento mutuo suele ser más rápido, económico y sin dejar asuntos pendientes a ser resueltos. A diferencia de todas las otras causales este tipo de divorcio se inicia con una petición jurada por ambas partes en la cual se indica, según aplique, los acuerdos a que llegaron sobre: bienes, deudas, custodia de menores, relaciones filiales y pensión alimentaria. Si no se pueden poner de acuerdo en todos los asuntos mencionados será necesario entonces recurrir a otra causal mediante una demanda. Una vez radicada la petición y demás documentos se señalará una vista en la que el Juez se cerciorará de que la decisión es voluntaria y se le preguntará a cada uno sobre los distintos puntos incluidos en la petición.

 

Las demás causales requieren que se radique una demanda y emplazar a la otra parte a no ser que ésta renuncie a ser emplazada. Si la persona demandada no reside en Puerto Rico el emplazamiento se hace mediante un edicto en un periódico local de circulación diaria. Igualmente, si lo que sucede es que a pesar de los intentos no se le logra emplazar, se le pide al tribunal autorización para hacerlo por edicto, previa vista en donde el emplazador explique los esfuerzos realizados. Si la parte demandada luego de emplazada no comparece, se solicita al tribunal que el proceso continúe sin esta persona, lo que se conoce como “rebeldía”.  

 

Como en cualquier demanda la parte demandada puede reconvenir (contrademandar), en este caso, traer otra causal.

 

El día de la vista las partes son oídas y se pasa la prueba que sea necesaria. La causa en que se funda el divorcio debe quedar justificada en el juicio. En muchas ocasiones basta con el testimonio del demandante. La sola declaración de un testigo que le merezca entero crédito al tribunal, es suficiente para decretar el divorcio, siempre que la prueba sea de carácter directo. Iturrino v Figueroa, 61 D.P.R. 184 (1942). En el caso de Consentimiento Mutuo, se examina la petición conjunta y estipulaciones para determinar si el consentimiento es libre y voluntario.

 

En adición hay que tener en mente que mediante la demanda lo que se está tramitando es el divorcio, y en vistas y/o procesos separados entonces se dilucidan asuntos como la pensión alimentaria y la división de bienes, a diferencia de cuando es por consentimiento mutuo en donde todo eso queda resuelto.

 

Bajo la causal de Ruptura Irreparable, aunque no haya acuerdos, o aunque la otra parte no se quiera divorciar, lo que importa es que el demandante no quiere permanecer casado, que los fines del matrimonio ya no están, y no se tiene que ventilar intimidades de la pareja.

 

Cada causal tiene sus respectivos requisitos a ser probados en la vista, como por ejemplo, en el caso de separación ésta debe haber sido por un periodo no menor de dos años. Algunas de las otras causales de divorcio son: abandono, embriaguez habitual, trato cruel, adulterio, locura incurable e impotencia.

 

En las causales de trato cruel o abandono, cuando hay menores y si los cónyuges están en PR se lleva a cabo una Vista de Conciliación ante el Juez para que éste determine si hay posibilidad de reconciliación. Opcionalmente puede requerirla en Consentimiento Mutuo.

 

Para poder divorciarse en Puerto Rico es necesario que el peticionario haya residido al menos un año antes en la Isla o que la causal haya ocurrido en este país. Se requiere presentar el certificado de matrimonio y cuando tienen hijos menores en común, certificado de nacimiento de cada menor y llenar la Planilla de Información Personal y Económica (PIPE) para hacer determinaciones sobre la pensión a favor de éstos.

El proceso culmina con la sentencia, la cual no tiene efectos civiles hasta tanto es final y firme (30 días). El término de apelación es irrenunciable sólo en los casos de Consentimiento Mutuo y antes de que venza cualquier cónyuge puede notificar su desistimiento. No requiere aprobación del Tribunal.

 

La información provista se presenta con el propósito de familiarizar al lector con el tema, no es ni puede ser considerada como una consulta legal ni crea una relación abogado-cliente.

2018 Canel-Aviles

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now